Ampharou’s library: febrero y marzo

vue-de-l-estaque-et-du-chateau-d-if-paul-cezanne

Este año me propuse no saltarme ningún mes. Y al segundo, ¡ea!, llega febrero, pasa febrero, y yo sólo me doy cuanta cuanto toca voltear la página del calendario. ¿Y quién se resiste a poner esta ilustración? Yo no, claro. Pero ya casi estamos a mitad de marzo, no va a colar… O a lo mejor sí, si fundimos el mes pasado y el presente y lo presentamos como uno solo. Así que aquí está, febrerarzo, con sus dos ilustraciones correspondientes, una al principio y otra al final, que don Pablo no se nos enfade, paisaje y bodegón, o bodegón y paisaje, Vista de L’Estaque y al Chateaux d’If, y Naturaleza muerta con pote verde y jarra de peltre. Hasta los nombres son hermosos.

Acabé el último libro de Ian McEwan, Operación Dulce. No es su mejor libro, y tampoco es el peor, o mejor dicho, no es el que más me gusta y tampoco el que menos, pero me ha divertido mucho el inesperado final, del que no voy a hablar, claro, no está en mí destriparle a nadie la historia.

Después de Operación, me he entregado a los brazos de José Luis Sampedro y a La sonrisa etrusca. Llevo apenas cien páginas leídas, y al menos noventa y cinco lo he hecho con un nudo en la garganta. Lo leo en la cafetería, y no me gusta que me vean llorar en público, pero ayer, lo siento, una lágrima contra la que luché a vida o muerte a base de intentar tragar el nudo, terminó rodándome por la cara. Ya os seguiré contando.

Seguimos con las películas. Ya os conté que vimos La gran belleza. Cuando ganó el Oscar, para celebrarlo, volví a verla. Claro que entre la primera vez y ésta, la he visto unas cuantas veces más: algunas, entera; otras, los trozos que más nos gustan. Me sigue pareciendo prodigiosa, triste y hermosa a la vez. Me temo que seguiré viéndola muchas veces más.

Y gracias a La gran belleza, descubrimos a Sorrentino y a Servillo, así que hemos visto también todas las películas que han hecho juntos: Il divo (no, gracias a dior nada que ver con esa cosa que la Wikipedia llama grupo internacional de ópera-pop), La consecuencia del amor (que me gustó extrañamente) y L’uomo in piu, agradeciéndoles a los dos que se embarquen en historias, al menos, tan sorprendentes.

Como homenaje a Philip Seymour Hoffman vimos Capote, que nos convenció (¡como si no lo estuviéramos ya!) de que hemos perdido a un actor como la copa de un pino.

Ahora las series. Las dos primeras temporadas de American Horror Story me duraron un par de semanas. En vena, que se dice. Definitivamente, Jessica Lange es el alma de esa serie.

Terminamos de ver (ésta está todavía calentita. El último capítulo lo devoramos este mismo lunes) True detective. Mucho es lo que se ha dicho de Matthew McConaughey (yo incluso diría más si tuviera forma de pronunciar su apellido), pero en esta serie es más todavía. Nos toca hacerle homenaje por su Oscar viendo la peli que se lo ha dado. La serie es, desde luego, redonda.

Y empezamos a ver la segunda temporada de House of Cards, que si Matthew se sale, lo de Kevin Spacey es ya de antología. Su personaje de Francis Underwood merece subir a los altares de los malos malísimos pero ya.

Y hasta aquí hemos llegado. El mes que viene, más. Lo prometo.

still-life-with-green-pot-and-pewter-jug.jpg!Blog

Trackback URL

, , , , , , , , , ,

One Comment on "Ampharou’s library: febrero y marzo"

  1. ana
    21/11/2014 at 12:08 Permalink

    Prueba

Hi Stranger, leave a comment:

ALLOWED XHTML TAGS:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Subscribe to Comments