Ampharou’s library: febrero

marc_chagall_au_cirque_d5737630g

Vale, ya pasamos nueve días de marzo, pero prometí que os contaba mi febrero y aquí está. Que una, aunque no lo parezca, es una mujer de palabra.

Vamos con los libros. Me terminé por fin El siglo de las luces, de Alejo Carpentier. Bueno, no será de los que recuerde especialmente, ni de los que me plantee volver a leer. Quizá si hubiera sabido más de la Revolución francesa y su repercusión en el Caribe, la hubiese disfrutado más, pero soy un poco zote en historia.

De Alejo salté a Harper. A Harper Lee, concretamente. Uno de mis regalos de Reyes de este año fue Matar a un ruiseñor. La película la vi hará como cuatro o cinco años. Sí, por primera vez. Y por única, aunque me pareció maravillosa (por supuesto que Gregory Peck tuvo que ver mucho en ello). Tres días me ha durado el libro, que hubieran sido dos si la segunda noche no me hubiesen entrado remordimientos de lo temprano que me tenía que levantar y la hora que era. ¡Cómo una historia tan terrible se puede contar con tanta ternura! Quizá porque Harper Lee es Scout Finch (y no Boo Radley, como ella decía, bromeando), no es una adulta que intenta hablar con voz de niño… ¡Aprende, John Boyne de los cojoynes!

Hoy he empezado Brújula, de Mathias Enard, uno de mis regalos de cumpleaños. Ya os iré contando qué tal…

Series: Terminamos de ver The Affair. Nuestras peores sospechas se vieron cumplidas. Una temporada totalmente innecesaria. Algunos buenos momentos, pero ya está. Parte de la trama no tenía ni pies ni cabeza, así que otra serie de las que quedarse con las dos primeras temporadas y darlas por terminada… y van…

También terminamos Taboo. Mira que tenía buena pinta, esa historia del hombre que vuelve cuando todos le creían muerto, mezclando morbosamente el incesto, el canibalismo, las intrigas palaciegas… Estupenda ambientación, estupendos actores, Tom Hardy está estupendo en todos los sentidos que podáis imaginar, pero… o se termina demasiado rápido o yo me he perdido en el fango de alguna subtrama. Si aun así os apetece verla, ahorraos el último capítulo: no os perderéis nada y así os podréis imaginar un final que seguro que es mejor.

Ahora hemos empezado The night of. En mi casa se adora a James Gandolfini, y esta serie era un proyecto suyo que no pudo llevar a cabo por razones obvias, aunque sí aparece como productor ejecutivo. También tiene un planteamiento muy interesante, pero no voy a adelantar nada ni lanzar campanas al viento, que después ya veis qué me pasa…

En cuanto a películas vimos Arrival, de Denis Villeneuve: me sorprendió mucho, me gustó mucho más, aunque es de esas películas que te dejan tres días mascándola. No os voy a contar nada para que os acerquéis a ella con ojitos nuevos, pero vedla.

También vimos Dr. Strange. Un divertimento. Para pasar el rato. Claro que favoreció que la viera que salgan en ella MI Benedict Cumberbatch , MI Mads Mikkelsen y MI Tilda Swinton, los tres con los rostros más extraños que el título de la película y más difíciles que escribir bien sus respectivos apellidos sin ayuda de google, pero a mí me gustan. Mucho. Los tres. La peli, ya os digo, entretenida.

Chagall. Marc Chagall y los colores. Marc Chagall y la alegría. Marc Chagall y El circo. Vuelta a la infancia y sus recuerdos dulces, un poco oníricos, tan hermosos.

Para marzo, más.

Trackback URL

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No Comments on "Ampharou’s library: febrero"

Hi Stranger, leave a comment:

ALLOWED XHTML TAGS:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Subscribe to Comments